Mercurio Highpark


Mercurio es la joya de la corona del grupo restaurantero La Nacional y se decidió en un punto moderno y elegante. Sobre esa premisa todo el diseño fue acompañando las texturas, colores, estilos, sonido y ambientación de uno de los lugares mas lujosos de SPGG, Highpark.

El desarrollo Highpark es de un resultado icónico, en un desarrollo moderno, minimalista y con toques exclusivos raramente vistos en San Pedro Garza Garcia.

Rojkin Arquitectos y Orange Investments desarrollaron un concepto único.

Highpark está localizado en los límites de la Ciudad de Monterrey, México. Rodeado por la majestuosa Sierra Madre Oriental. Este proyecto es diseñado para aprovechar totalmente su localización geográfica, mitigando las condiciones climáticas extremas.

“Al contrario de la mayoría de los desarrollos inmobiliarios “High Park” es un edifico para la ciudad, que abre su plaza publica como extensión para ser ocupada por la cotidianidad. Las terrazas de las oficinas y departamentos hacen que sus usuarios interactúen en el día a día logrando reforzar un sentido comunitario”. 

 
Arq. Michel Rojkind

Mercurio es un restaurante sofisticado, con un estilo newyorkino, atmosfera sobria, elegante, iluminado inteligentemente. Con una acústica soberbia y un diseño de audio muy especial.

El Ing. Ramiro Colasurdo desarrollo un concepto de sistema hi fi de alta potencia y mucha cobertura, cada mesa esta bañada por su propia luz y su propia bocina, creando una sensación de inmersión y de confort acústico únicos en San Pedro Garza Garcia.

Parte de la reseña de la referente culinaria Connie Delantal del periódico El Norte dice:

"La experiencia sensorial es inigualable aquí dentro. Este Mercurio te trepa el termómetro a tal nivel, que empiezas a sufrir palpitaciones y devaneos. La música está sexy, el servicio apapachador y la ambientación fregona, con una luz inteligentemente dirigida, que se las ingenia para exaltar las viandas en tu mesa y disimular los años en tu cara.

Los detalles están cuidados al máximo para que se conjuguen los placeres a la vista, el oído y el gusto y tú sientas que eres una celebridad en Nueva York o Las Vegas, con ese precioso edificio High Park de color entre pardo y azabache jaspeado (mi marido dice que es negro, pero los hombres son tediosamente monocromáticos), sumándole modernidad y lucimiento a la ecuación.

Por supuesto que barato no es -¿qué esperabas de un hijo concebido entre La Nacional y el Gallo 71?-, pero la calidad de sus platillos y el nivel de servicio, junto a los detalles de ambientación, están a la altura de lo que pagas. Mira, no le demos más vueltas, si te parece caro es que no ganas suficiente."

El sistema de sonido de bocinas Sountube de pendant, se diseña en bloques de las diferentes áreas internas para poder controlar el volumen de salón, bar, áreas de ventanas 1, 2, 3, 4 y 5. Bocinas en pasillos, baños, recepción y dos terrazas... Se respeto la relación 2 a 1 a rajatabla, cada 2 bocinas, hay un subwoofer para complementar los graves del sistema.  

Amplificado con Crown y procesadores BSS no se escatimo en calidad de equipamiento...

Todo el restaurant esta automatizado con un sistema de Control4 que controla la música, la iluminación, clima, audio, video y sistema de CCTV.

Toda la iluminación se controla por 10 Grafik Eyes de Lutron para proveer 60 canales de dimmer y manejar niveles individuales en todas las mesas y la iluminación ambiental.

El techo acústico es flotado, con plafón interior forrado y recubierto de material especial; mas puertas dobles, vidrios dobles con gas entre medio  y difusores acústicos de maderas, metal y fierro en ciertas áreas y decoraciones que se fueron ajustando a la forma del restaurante. 

Camaras IP tipo fish eye, bullet y domo de 4 megapixels están al servicio de la seguridad de los comensales y el control del cliente para tener una visión completa de todas las áreas internas, áreas publicas y terrazas generales.

El desarrollo de la acústica y el sistema de sonido fue un desafío interesante, ya que el cliente buscaba la calidad de un sistema hi fi (muy diferente a la agresividad y volumen de un sistema comercial) y un confort acústico único. Tanto para los clientes (por la forma en ángulo del restaurante), como para el edificio que esta sobre el local, el cual tiene mas de 30 departamentos residenciales de lujo que no podían ser molestados o contaminados con ruido que generara el lugar. 

El nivel de ruido interno llega a 105 dB cuando toca el DJ (hay más de 80 bocinas, subwoofers, etc) y las mediciones en pisos superiores, en terrazas encima del restaurante y fuera del lugar estamos en niveles SPL mas que tolerables de 70 dB A a un metro de la puerta... El puro ruido ambiental que genera el movimiento de la gente en los demás restaurantes y locales hacen que parezca que Mercurio no tiene el audio encendido...   Vidrios especiales de doble hoja con gas, puertas dobles selladas, techo acústico flotado, sistemas de bocinas de pendant para causar cero vibraciones a la estructura, difusores de madera, etc, etc, etc... Una larga lista de puntos a favor para lograr un resultado único!.

Ing. Ramiro Colasurdo

Terrazas cerradas, acústicamente contenidas, sonido ambiental con bocinas pendant y control de volumen individual.

La barra integra un difusor acústico de madera y el bar incluye mas de 20 bocinas siguiendo la linea de barra y de contrabarra del pasillo.

Tenemos escondida encima del cuadro una pantalla de 120" con un proyector Panasonic de 5000 lúmenes para cuando se proyectan eventos especiales.